Cómo ganar en las máquinas tragamonedas

¿Te has preguntado cuál es una buena estrategia para ganar en las máquinas de tragamonedas? Descubre algunos trucos aquí.

Según se cuenta, Charles Fey, un estadounidense de California, habría creado a fines del siglo XIX un juego de póker por medio de una máquina que avisaba con una campana cuando había ganador, la Liberty Bell. Más adelante, en 1891, la dupla de Brooklyn, Sittman y Pitt, creó una máquina donde al meter monedas y accionar una palanca, los jugadores conseguían una mano de poker.

En esos primeros años de las tragamonedas, los ganadores no se llevaban dinero, sino que un paquete de cigarrillos o una cerveza gratis. Con esta modalidad, evitaban el castigo de la ley contra las apuestas en algunos estados. Poco después, las máquinas ya daban dinero.

A comienzos del siglo XX Herbert Mills consiguió confeccionar una máquina que se convertiría en la competencia de la anterior, la Operator Bell, que luego se instalaron en tiendas, burdeles, salones y hasta barberías. Luego en 1963 se desarrolló la Money Honey, la máquina que permitía el pago de hasta 500 monedas de una vez, sin asistente.

Estrategias para ganar en las tragamonedas:

Si bien las tragamonedas son juegos que están programados por secuencia o por azar, existe una posibilidad de ganar en ellas. En ellas se puede jugar:

● Simple

● Doble

● Triple o más

Sin duda que los premios son más suculentos de acuerdo a cuánto apuestes. Aquí tienes algunas sugerencias para acercarte al éxito:

1. Elige las tragamonedas que tengan un mayor porcentaje de éxito en premios (puedes averiguar esto en sitios que cuentan cuáles son los porcentajes de las máquinas). Éstos varían entre el 80% y el 98%

2. Juega en forma responsable. Decide cuál será el presupuesto con el que vas a jugar. Si duplicas lo que decidiste apostar, es bueno detenerse y disfrutar. Si has elegido un máximo de pérdida (muy aconsejable) y llegas a él, es tiempo de detenerse.

3. Si obtienes una ganancia, guárdala, aparte de tu presupuesto de apuesta y por mucho que quieras “recuperarte” si pierdes y acabaste el dinero de tu presupuesto, no utilices la ganancia.

4. Si bien todas la tragamonedas funcionan igual, es necesario tener claro que cada máquinas es distinta. Fíjate en los símbolos, en qué significan, si tienen diferentes valores y si hay una o más líneas de pago. Cada uno de estos detalles puede ser determinante para que la suerte esté de tu lado

5. Hay máquinas que nos gustan más, ya sea por el diseño, el sonido o la infaltable “tincada”. Si es así, puedes probar realizando una apuesta un poco más alta de lo habitual y si ganas, puedes seguir jugando. Si pierdes, elige otra máquina.

6. Ojo, para ganar en las máquinas tragamonedas que tienen niveles ascendentes (mientras más se juegue en ellas, más dinero acumulan) y quieres optar al pozo, debes elegir la apuesta máxima.

7. Finalmente, según diferentes publicaciones que puedes revistar en la Internet, al jugar en línea, las posibilidades de ganar aumentan hasta en un 6% más que en un casino físico.