La Roja: Parte con el pie derecho la defensa del título

Primer partido con un triunfo convincente de la Selección Chilena frente a Japón. Igualmente el equipo debe seguir mejorando para defender su título. Revisa el análisis completo acá…

Muchas dudas habían con respecto a lo que podía hacer la selección de Chile en su debut por Copa América. Polémicas antes de la competición, jugadores importantes fuera de la convocatoria y un rendimiento bajo en los amistosos previos hacían que la hinchada y el medio no llegara con las expectativas demasiado altas a Brasil. Pero la realidad es que los partidos oficiales son otra cosa, y ayer se notó en el equipo de Reinaldo Rueda quienes golearon por 4-0 a la selección de Japón. 

En el primer duelo por lo puntos del D.T colombiano, la selección bicampeona saltó al campo de juego con un once sin mayores sorpresas y que ya había sido anunciado por el propio entrenador en una conferencias días antes del encuentro. A la base de jugadores que ya llevan años jugando por Chile como lo son Gary Medel, Jean Beausejour, Mauricio Isla, Charles Aránguiz, Arturo Vidal, José Pedro Fuenzalida, Alexis Sánchez y Eduardo Vargas se le sumaron los nombres de Gabriel Arias, Guillermo Maripán y Erick Pulgar, quienes han ido quizás las mayores renovaciones en cuanto a jugadores que ha introducido el ex jefe técnico del Atlético Nacional. 

Y el hecho de que lleven tanto tiempo jugando juntos, se nota. Triangulaciones en mitad de cancha, la pasada constante de los laterales, la conducción de pelota de los centrales hasta mitad de cancha que fueron un sello característico de este equipo en la última década volvieron a reaparecer ayer a la cancha del Morumbí para dominar durante largos pasajes a la selección invitada, quienes se notaban que no tenían la jerarquía suficiente para afrontar un partido de estas características. Y es que pese a que el marcador fue abultado, la realidad del encuentro es que las diferencias entre ambos equipos no fue tal donde incluso fueron 13 los remates que realizaron los dirigidos por Moriyasu. Pero como se dijo, la falta de rodaje internacional se notó y la hora de definir las jugadas, los asiáticos no estuvieron finos y desperdiciaron tres o cuatro opciones claras para acortar el marcador del partido. Aún así expusieron posiblemente el punto más bajo de la selección andina; la defensa. Y es que ante la pasada de los laterales chilenos, los delanteros japoneses quedaban mano a mano con los centrales, complicándolos en muchas oportunidades producto de su velocidad. Eso, sumado al desgaste físico del bicampeón de América (quienes cerca del minuto 65 de partido ya se notaban mermados físicamente) son quizás los dos puntos a trabajar de cara a lo que queda de competición.  

Por otro lado, la experiencia de la selección roja quedó a la vista de todos el día de ayer. De la mano de un mediocampo que estuvo a un nivel altísimo manejaron el partido en casi todas sus etapas. Vidal, Aránguiz y Pulgar fueron los chilenos con mejor temporada en Europa y eso quedó demostrado. Habían dudas respecto a lo que podía hacer el volante del Bologna italiano quien en los amistosos previos no había convencido a los hinchas, pero su rendimiento ayer fue para aplaudir siendo una pared prácticamente impasable frente a los embistes nipones e incluso aportando con el primer gol del encuentro. El Rey Arturo es el pulmón de esta selección chilena. Finalizando las jugadas en ataque, mordiendo en el mediocampo para recuperar el balón o haciendo coberturas en su propia área, al volante del Barcelona lo podemos ver en cada parte del campo de juego y eso lo agradecen sus compañeros de equipo. Pero la figura del partido sin lugar a dudas fue Charles Aránguiz, quien rara vez no juega buenos partidos por su selección. Con dos asistencias, 5 de 7 duelos ganados, 75% de efectividad en los pases el volante del Bayer Leverkussen fue importantísimo para la selección aportando tanto en defensa como en ataque. 

En cuanto a los delanteros, habían muchas dudas con respecto a lo que podían hacer. Eduardo Vargas se sumó al equipo de Rueda recién en la última convocatoria y su año en México no había sido descollante. Pero Edu por la selección chilena es distinto y una vez más lo demuestra. Con sus dos tantos el día de ayer el delantero formado en Cobreloa se convirtió en el jugador activo con más goles en Copa América superando al peruano Paolo Guerrero y pese a que no aporta mucho en el funcionamiento del equipo, su función como finalizador de jugadas ha sido clave en los últimos años para Chile. El otro jugador que se hizo presente en el marcador fue Alexis Sanchez, el cuestionadísimo jugador del Manchester United quien además llevaba más de un mes sin disputar un encuentro oficial. Pero el partido de Alexis ayer calló todas las posibles dudas o críticas que se podían tener con respecto a él. Se mostró activo, participativo de las jugadas, encarador, apoyando a Beausejour en las coberturas por la banda izquierda e incluso asistiendo a Eduardo Vargas en el cuarto tanto de su equipo, teniendo un rendimiento esperanzador para lo que queda de competición. 

Ahora, hay que tener mesura. Pese a lo contundente que fue Chile, hay que recalcar que era una selección Sub23 de Japón donde prácticamente los jugadores nunca habían jugado juntos y aún así pudieron complicar en varios pasajes del partido a los dirigidos por Rueda, demostrando ciertas falencias que tienen los bicampeones. Sin embargo, hay que ganar este tipo de partidos y por esta diferencia, además de mostrar la jerarquía y contundencia y ayer eso sucedió, lo que sumado al contexto en el que venía la selección chilena es un gran bálsamo de cara a afrontar la Copa América. El próximo desafío ahora es la selección de Ecuador el día viernes en lo que será un apretón más fuerte para demostrar de qué esta hecho este equipo.