La Guía Betsson ¿De qué sirve el hándicap en mis apuestas deportivas?

Con grandes favoritos en todos los deportes que se llevan por delante a cualquier rival, el preciado hándicap te permite ponerle condiciones a tus apuestas deportivas para agregarle una mayor emoción que jugadores avanzados aplican y que en esta guía, te ayudaremos a conocer.

Si te estás iniciando en las apuestas deportivas, seguro que más de una vez te han llamado la atención las apuestas con hándicap. Probablemente por desconocimiento has optado por no apostar, pero seguro que te has quedado intrigado pensando cómo funcionan estas apuestas y qué significa hándicap europeo o hándicap asiático. A continuación, te vamos a explicar mejor que nadie qué son las apuestas con hándicap y qué pasará con tu apuesta en función del hándicap que has seleccionado.

Una característica muy útil en momentos para cuando el favoritismo es absoluto por nuestro equipo favorito y hace que apostarle a favor, no sea lo más beneficioso para nuestros premios con cuotas excesivamente bajas. Así que, de esta forma, sin importar lo favorito de tu equipo, podrás congeniar tu pasión con la diversión de jugar a nuestras apuestas deportivas con la misma tensión que todos los fanáticos.

¿Qué significa hándicap en las apuestas?

Partiendo desde lo primero, en el diccionario de la Real Academia Española, la palabra hándicap se define como “desventaja o circunstancia desfavorable’’. En el mundo de las apuestas el hándicap se utiliza precisamente para igualar esa desventaja que un equipo o un deportista tiene con su contrincante. Existen dos tipos de hándicaps: el hándicap europeo y el hándicap asiático. A continuación, te vamos explicar con ejemplos prácticos cómo puedes apostar utilizando este mercado.

Como en el viejo continente: Hándicap europeo

Este tipo de hándicap también llamado hándicap 3 opciones, es bastante fácil de comprender, ya que es un tipo de hándicap en el cual a la hora de apostar o ganaremos la apuesta, o la perderemos. A diferencia del hándicap asiático donde sí que nos pueden devolver el dinero apostado según qué línea de hándicap hemos seleccionado, en el hándicap europeo solo podemos ganar o perder.

Un ejemplo de Hándicap Europeo

Vamos a recrear un escenario que existió en nuestras apuestas deportivas en el cual hubo mucha desventaja y para el cual utilizar el hándicap te ayudaría a obtener mejores cuotas: la Universidad Católica contra Wanderers. En este partido la cuota de ganador de partido del conjunto que terminó siendo el tetracampeón hace unos días era muy baja, tan solo 1,13 por cada peso apostado. La diferencia entre las dos plantillas es tan grande que apostar a la victoria simple de la UC, que nos haría ganar muy poco dinero, por tanto, para obtener mejor cuota utilizaremos el mercado de hándicap.

Tres formas de ganar: Hándicap 3 opciones

Nos vamos a centrar en el Hándicap 3 opciones, que, si lo ves en la selección de tu apuesta, este te permite tener hasta 5 líneas de hándicap europeo para el partido.

El hándicap del local (-1, -2, -3, -4, -5) se refiere a la desventaja de goles en este caso, con la cual el equipo local (UC) partirá desde el minuto 0 del partido. Es decir, la Católica comenzará el partido perdiendo 0-1 si eliges Local (-1), 0-2 si eliges Local (-2) y así sucesivamente. Para que dicha apuesta resulte ganadora, los de Paulucci deberá ganar por 2 goles de diferencia si eliges el hándicap Local (-1), por 3 goles de diferencia si eliges el hándicap Local (-2) y así sucesivamente.

Si decides apostar al Empate Wanderers (+1) por ejemplo, la cuota sería de 4,35. En este caso, tu apuesta es que la UC comienza el partido perdiendo 0-1, pero al final del partido ganará por justo un gol de diferencia, y por tanto habrá empate entre tu apuesta y el resultado final. Para que lo entiendas: apostar el empate en este tipo de mercado, es apostar a que sumando los goles del partido al resultado con el cual comienza el encuentro (0-1 en este caso), el resultado final te debe de dar un empate. Pongamos que los Cruzados ganan 2-1 el partido. A este resultado, le sumamos un gol al Santiago Wanderers y el resultado final sería 2-2, por tanto, la apuesta sería ganadora. Si la Universidad Católica empata, pierde o gana el partido por 2 o más goles de diferencia, entonces la apuesta estaría perdida.

Si eres de los que piensa que los de Valparaíso son capaces de plantarle cara a la Católica y no saldría goleado por quienes sumaron 13 de 14 ganados después de Poyet, puedes elegir apostar al hándicap Wanderers (+3), que en este caso significa que el partido comenzará 0-3 para el conjunto visitante. Para que tu apuesta resulte ganadora, los de Valparaíso tendrían que ganar, empatar o perder por máximo dos goles de diferencia. En caso de que la Universidad Católica gane el partido 3-0, tu apuesta resultaría perdedora, ya que los 3 goles de la UC y los 3 que le sumamos a Wanderers, resultaría un empate, que en este caso se pagaría a 4,60 por cada euro apostado. Si los Cruzados ganan por 4 o más goles de diferencia, igual, tu apuesta estaría perdida.

De Yakarta al mundo: Hándicap asiático

Como ya dijimos, además del modelo europeo tenemos el hándicap asiático que hará que, en nuestra apuesta deportiva, un equipo partirá siempre con una ventaja de goles y otro con una desventaja y que se llama asiático porque se originó en Indonesia. La principal ventaja del hándicap asiático es que es un tipo de apuesta que reduce el número posible de resultados de tres (1X2) a dos, eliminando el resultado del empate. Por tanto, cuando eliges apostar al hándicap asiático, tendrás un 50% de probabilidad de éxito. Al igual que hicimos con el hándicap europeo, seguiremos poniendo el ejemplo del partido entre quienes terminaron punteros y colistas del Campeonato Nacional en 2021.

Ejemplo del hándicap asiático

A diferencia del europeo y gracias a las condiciones de este tipo de hándicap, si seleccionamos su modelo asiático llegan a ser hasta 12 mercados diferentes para jugar. Supongamos que somos de los que confiamos en que la Católica ganará fácilmente el partido y apostamos 10.000 pesos para el conjunto de Fernando Zampedri.

  • Hándicap U. Católica -1 a 1,18: la apuesta es ganadora solamente si la UC gana por 2 o más goles de diferencia. Ganarías $11.800. Si los de San Carlos ganan por justo un gol, la apuesta es nula, es decir se te devuelven los $10.000 apostados. Si la UC pierde o empata, la apuesta es perdedora.
  • Hándicap U. Católica -1,25 a 1,32: la apuesta es ganadora solamente si la UC gana por 2 o más goles de diferencia. Ganarías $13.200. Si la ‘Cato’ gana por justo un gol, la mitad de lo apostado ($5.000) se te devuelven y la otra mitad la pierdes. Si la UC pierde o empata, la apuesta es perdedora.
  • Hándicap U. Católica -1,5 a 1,45: la apuesta es ganadora solamente si la UC gana por 2 o más goles de diferencia. Ganarías $14.500. Si la Católica gana por justo un gol, empata el partido o pierde, tu apuesta es perdedora.
  • Hándicap U. Católica -1,75 a 1,55: la apuesta es ganadora si la UC gana por 2 o más goles de diferencia. Si la UC gana por justo 2 goles de diferencia, la mitad de lo apostado ($5.000) se te devuelve y la otra mitad ($5.000) se apuesta a la cuota de 1,55 y ganarías por tanto $7.750 + los $5.000 que se te han devuelto, es decir, ganarías un total de $12.750. Para que puedas multiplicar los $10.000 intactos, la UC debería ganar por 3 o más goles de diferencia. En tal caso, ganarías $15.500. Si la U. Católica pierde, empata o gana por un gol de diferencia, perderías los 10 mil apostados.
  • Hándicap U. Católica -2 a 1,71: la apuesta es ganadora si la UC gana por 3 o más goles de diferencia. Ganarías $17.100. Si la ‘Cato’ gana por justo 2 goles de diferencia, se te devuelve lo apostado. Si los Cruzados pierden, empatan o ganan por justo un gol de diferencia, tu apuesta es perdedora.
  • Hándicap U. Católica -2,25 a 1,94: la apuesta es ganadora si la UC gana por 3 o más goles de diferencia. Ganarías $19.400. Si la UC gana por justo 2 goles de diferencia, la mitad de lo apostado ($5.000) los perderías y la otra mitad se te devolvería ($5.000). Si la Católica pierde, empata o gana por justo un gol de diferencia, tu apuesta es perdedora.
  • Hándicap U. Católica -2,5 a 2,17: la apuesta es ganadora si la UC gana por 3 o más goles de diferencia. Ganarías $21.700. Si la ‘Franja’ pierde, empata o gana por un gol o dos de diferencia, tu apuesta es perdedora.
  • Hándicap U. Católica -2,75 a 2,50: la apuesta es ganadora si la ‘Cato’ gana por 3 o más goles de diferencia. Si la UC gana por justo 3 goles de diferencia, la mitad de lo apostado ($5.000) se te devuelve y la otra mitad ($5.000) se multiplica por la cuota de 2,50, por tanto, ganarías $12.500 + los 5 mil que se te devuelven, en total $17.500. Para que puedas multiplicar los 10 mil intactos, Católica debería ganar por 4 o más goles de diferencia. En tal caso, ganarías $25.500. Si la UC pierde, empata o gana por 2 o menos goles de diferencia, tu apuesta es perdedora.
  • Hándicap U. Católica -3 a 3,05: la apuesta es ganadora si la UC gana por 4 o más goles de diferencia. Ganarías $30.500. Si la ‘Cato’ gana por justo 3 goles de diferencia, se te devuelve lo apostado. En cambio, si pierde, empata o gana por 2 o menos goles de diferencia, tu apuesta es perdedora.
  • Hándicap U. Católica -3,25 a 3,35: la apuesta es ganadora si la ‘Cato’ gana por 4 o más goles de diferencia. Ganarías $33.500. Si la UC gana por justo 3 goles de diferencia, la mitad de lo apostado (5 mil) los perderías y la otra mitad se te devolvería (5 mil). Si la UC pierde, empata o gana por 2 o menos goles de diferencia, tu apuesta es perdedora.
  • Hándicap U. Católica -3,5 a 3,70: la apuesta es ganadora si la UC gana por 4 o más goles de diferencia. Ganarías 37 mil. Si la UC pierde, empata o gana por 3 o menos goles de diferencia, tu apuesta es perdedora.
  • Hándicap U. Católica -3,75 a 4,40: la apuesta es ganadora si la UC gana por 4 o más goles de diferencia. Si la UC gana por justo 4 goles de diferencia, la mitad de lo apostado (5 mil) se te devuelve y la otra mitad (5 mil) se multiplica por la cuota de 4.40, por tanto, ganarías 22 lucas + los 5 mil que se te devuelven, en total 27 mil pesos. Para que puedas multiplicar los $10.000 intactos, la ‘Cato’ debería ganar por 5 o más goles de diferencia. En tal caso, ganarías 44€. Si la UC pierde, empata o gana por 3 o menos goles de diferencia, tu apuesta es perdedora.

Como puedes comprobar, no es tan difícil. Una vez sepas cómo funcionan los hándicaps, los podrás utilizar en todos los deportes. Uno de los deportes donde más se utilizan los hándicaps es en basquetbol, donde muchas veces las diferencias son bastante grandes entre un equipo y otro. En tenis también puedes utilizar los hándicaps para apostar a favor o en contra de un tenista y disfrutar de una cuota superior a la cuota simple de victoria.

¡Intenta poner a prueba tus nuevos conocimientos jugando ahora!