Estrategias y consejos

Índice

Estrategias eficientes y consejos útiles para ganar al poker

Hasta este momento hemos hecho énfasis en los aspectos objetivos del juego. Ya sabes qué manos son ganadoras, cómo se hacen las apuestas, y la logística alrededor de la evolución de una ronda y cada repartición. Recuerda que podrás jugar desde tu móvil haciendo clic en https://www.betsson.com/cl/, o desde tu navegador favorito o descargando la aplicación de escritorio para PC y Mac en nuestra página casino en línea.

Ha llegado la hora de compartir contigo los secretos del poker para convertirte en un jugador competitivo. Un solo consejo puede marcar la diferencia, y deberás prestar atención en todo momento de la mano. Paciencia, sí, es una palabra que escucharás a menudo. Estar sentado por largos ratos puede jugar en tu contra, ¡pero aquí estamos para ayudarte!

Consejos básicos

Un repaso por las cosas importantes que muchas veces dejamos de lado por enfocarnos meramente en la estadística, el juego, y los otros competidores:

Sigue estos consejos y serás invitado a muchos torneos. ¡Crea un grupo de amigos para compartir tus experiencias!

Ahora, a lo nuestro.

Maniobrando en el pre-flop

Tu estrategia del pre-flop puede ser muy fácil de aplicar si tomas en cuenta dos elementos esenciales: tu posición en la mesa, y el valor intrínseco de tus dos cartas individuales. En la medida que puedas tomar decisiones acertadas basado en estos dos criterios, verás como avanzas exponencialmente en la cantidad de manos ganadas.

Comencemos por definir las posiciones dentro de la mesa:

En una mesa en la que no hay un croupier asignado, uno de los jugadores tendría que repartir las cartas ¿Cierto? Bien. En ese caso, le correspondería tener al frente un botón, o pieza de identificación generalmente negra y circular, que indica que es su turno de repartir las cartas.

Esta posición es la última en apostar en las tres rondas de revelación de cartas comunitarias, y antepenúltima en la sesión de pre-flop. Eso quiere decir que tiene la oportunidad de ver las apuestas y estrategias de todos los demás durante el juego, lo que le da una ventaja inmensa sobre otros jugadores. Si en el juego hay un croupier, como en los casinos o torneos. El botón de dealer se va rotando de igual manera entre jugadores como indicador de la posición, en el sentido de las agujas del reloj.

Inmediatamente a la mano izquierda del jugador con el botón de dealer, encontramos a la ciega pequeña. Estar aquí tiene una gran ventaja en el pre-flop, pues es la penúltima en apostar, pero es adverso en el resto de la ronda: será el primero en definir el curso de cada turno.

El jugador de la ciega pequeña debe además aportar el 50 % de la ciega grande para poder participar en el juego, tan sólo para ver sus cartas. Si desea seguir, debe pagar el otro 50 % cuando sea su turno, o subir. No puede pasar o no cumplir con ese requisito.

Es la posición que está junto a la ciega pequeña. Tiene la desventaja de tener que apostar el mínimo de la mesa sin ver sus cartas, aunque puede subir la apuesta al finalizar el ciclo en el pre-flop.

Si nadie ha subido y el jugador en esta silla pasa, se reparten las cartas del flop. Será entonces el segundo en apostar después de la ciega pequeña, por lo que tampoco dispone de mucha información.

Puesto de jugador que sigue a la ciega. Durante el pre-flop, el competidor recibe sus cartas y es el primero en decidir si apostará la ciega grande, rechazará sus cartas para no participar de su mano, o subirá la apuesta.

Se considera una posición en desventaja: si coloca una ciega grande con una mano pobre con la esperanza de que el flop le favorezca, se arriesga a que cualquier otro jugador suba la apuesta al igual que el jugador en las ciega grande y pequeña, por lo que probablemente termine perdiendo ese pago.

Posiciones que suceden a Under the Gun a su izquierda, y que se encuentran en menor desventaja pues ya han visto al menos una o dos jugadas anteriores. También puede interpretarse desde otras posiciones que si pagan la ciega grande o suben, deberían tener un buen juego considerando que han decidido ignorar esta desventaja.

Cualquier jugador que se encuentre entre UTG+2 y la próxima posición. Es una posición promedio y apta para pagar el mínimo con manos relativamente decentes con una buena proyección.

Considerada la segunda mejor posición de la mesa. El jugador se encuentra justo antes del botón del dealer, lo que le ha permitido ver casi todos los movimientos de sus contrincantes. Si estás aquí, puedes ser más flexible con tomar la decisión de apostar la ciega grande o hacer un bluff para ahuyentar a quienes hayan mostrado debilidad en el próximo torneo programado exclusivo de Betsson.

¿Cómo evaluar la calidad de tu mano en el pre-flop?

Ahora que estás consciente de la importancia de tu posición, abordaremos el siguiente asunto: las posibilidades de las cartas que has levantado.

Si eres un jugador principiante, lo mejor será que trates de jugar con manos fuertes, al menos hasta que te sientas cómodo en la mesa. Incluso habiendo apostado obligatoriamente en la ciega grande o pequeña, no debes sentirte presionado para actuar o seguir apostando si no tienes una excelente mano, entre las cuales te recomendamos:

Considera con frecuencia no participar en las manos en las que te encuentres en posición de desventaja, y verás como aumentan tus posibilidades de ganar. La información es oro, y cuando eres el último en obtenerla puedes ser víctima de alguien que quiera aprovecharse de ti. Si realmente te gusta una mano, como por ejemplo, 9 8 del mismo color o un par medio como 8 8, puedes darle una oportunidad desde las últimas posiciones como cut off o dealer.

Existen muchas estrategias predefinidas que tienen colocan en el tapete la agresividad de juego versus la optimización de las variables (Como el GTO, ó Game Theory Optimal). De cualquier forma, hemos añadido un vídeo a esta guía para mostrarte lo mejor de dos de ellas, las más famosas, y que te ayudarán a comprender lo que los profesionales consideran en las mesas: estamos seguros de que te dará una mejor perspectiva.

Apostando en el pre-flop

El propósito de hacer una apuesta en el pre-flop es lograr que la mayoría de jugadores desistan de continuar participando. Tu par de ases perderá mucho valor si alguien con un par bajo recibe un trío en las primeras tres cartas en abrirse.

En ese sentido, deberás hacer una apuesta contundente para subir el riesgo de los demás. Se aconseja que tripliques o cuadrupliques como mínimo la ciega grande en tu apuesta para incentivar a que los débiles no constituyan un riesgo más adelante.

Estrategia post-flop

Cuando el dealer ha revelado las tres cartas subsiguientes, se abre un mundo de posibilidades. Deberás estar atento primero que nada a las pintas de las cartas, ya que dos o tres del mismo color asoman la posibilidad de que haya color en alguna de las manos, incluso la tuya. Es un error común no darse cuenta de ello pensando solo en los números.

También presta atención a la secuencia de cartas, pues del mismo modo podrás estar enfrentando una escalera sin darte cuenta.

Mi mano vs. la mano de otros

Una vez que revises lo esencial, nos toca pasar al análisis bruto de las cartas del flop. ¿A quién benefician? ¿Cuáles son las probabilidades de que tu ganes esta mano después de observar el trío?

Aunque es imposible a ciencia cierta saber si estás ganando, como se sabría en un juego de poker televisado en el que indican los porcentajes, puedes sumar y restar. Tu J Q puede ser muy atractivo, pero un flop con 4 5 7 solo necesitará que alguien tenga un 3, un 6, o un 8 para tener esperanza de escala en las dos cartas restantes del turn y el river. ¿Te arriesgarías? De nuevo, la posición en la mesa es clave para saber si alguien se entusiasma con ese flop.

¡Cuidado con los pares!

Un flop con un par en la mesa puede ser una bendición o un desastre. Abre la puerta para dos pares, trío, full house… y ¡hasta un poker! Cuando esto ocurra, aprovecha tu posición para conocer la intención de los demás y estudia sus reacciones. Puede que alguno quiera robarse el pozo apostando sin tener nada, pero si tienes una buena mano… es hora de competir.

¿Cómo interviene la psicología en el poker?

Lo que todo buen jugador de poker hace es reconocer que es humano, que tiene debilidades, y que tiene reacciones diferentes a los estímulos que presenta el medio ambiente.

Un jugador que no observa las reacciones de sus oponentes ante las cartas que le son entregadas, o ante las cartas que devela el flop, turn y river, es un competidor incompleto. Parte de la esencia del poker consiste en aplicar la psicología para comprender el significado de los movimientos, gestos, tics y otras señales de los jugadores.

Esto incluye su discurso. Algunos hablarán más de la cuenta cuando no tienen una buena mano, otros fingirán estar molestos con un par de K K, y otros simplemente intentarán no hacer nada cuando tienen una buena mano, temiendo ser descubiertos (lo cual, irónicamente, les descubre).

Tu primera tarea, antes de entender la variedad de señales externas, será trabajar en tus propias reacciones. Convertirte en un enigma indescifrable, difícil de leer, imposible de determinar su pensamiento. O, al menos, intentarlo.

¿Cómo hacer un bluf exitoso?

Blufear no es una estrategia recomendada en el poker, pero… ¡Vaya que es divertida! La adrenalina de arriesgarse a ser descubierto es difícil de contener, lo que puede convertirse en una debilidad.

Aunque el farol o bluff no es una técnica que deba ser usada con frecuencia, ni recomendada por profesionales, sigue los siguientes consejos para que puedas vender mejor la idea de que tienes una buena mano y no fracasar en el intento:

¿Cómo leer a mis contrincantes? ¿Me están mintiendo o no?

Saber si alguien está mintiendo no es una ciencia exacta, a menos que tengas un detector electrónico de mentiras, pero ciertamente puedes determinarlo con un gran porcentaje de acierto si te fijas en los gestos que hace durante toda la partida.

Los jugadores que no saben ocultar sus acciones pueden:

Ganar al poker es más una consecuencia de tu talento y no de la suerte

Mientras que en otros juegos de azar, algunos jugadores se desmotivan por sostener que han sido olvidados por la diosa de la suerte, en el poker vemos como los mejores jugadores continúan ganando y destacándose. Esto no puede ser suerte, es habilidad.

Comienza por concentrarte lo más posible estudiando a tus contrincantes uno a uno durante las manos. Una buena técnica es enfocarte en alguien que tenga el botón de dealer. Dedícale dos o tres vueltas a cada uno y conócelos. Esto no tendrá nada que ver con la suerte cuando llegue el momento de evaluar una posición fuerte en un desafío ante ellos.