Las reglas del poker

Índice

Variaciones de las reglas y orígenes

Como se ha mostrado en capítulos anteriores, se dice que el poker proviene de diferentes orígenes. Dada su popularidad y extensión a lo largo del tiempo, ha hecho que se generen una amplia cantidad de variaciones del mismo, ofreciendo reglas diferentes para cada uno de ellos, según el tipo de juego que se ha escogido. Podemos decir que estos pueden dividirse en tres categorías generales agrupando todos los juegos que se encuentran disponibles en la actualidad.

Entre estas encontramos los juegos que se realizan con cartas comunitarias (Community Card Poker) como el famoso Texas Hold’em, o la variante Europea que ya se está extendiendo en América, el Omaha o Omaha Hold’em. La siguiente clase a mencionar es el stud poker, padre del conocido Texas Hold’em que ya se jugaba en los años 80. Este engloba juegos como el 7 Card Stud. Finalmente, como última categoría no podía quedar atrás el “Poker Descubierto”, conocido internacionalmente como Draw Poker que es el primer tipo que aprenden los principiantes. Siendo el más famoso aquel que utiliza 5 cartas (Five-Card Draw). A continuación encontrarás una descripción de cada una de estas variaciones para llegar a entender mejor el concepto de cada una de ellas y los factores que hacen diferentes a unas de otras.

Community Card Poker o Poker de Cartas Comunitarias

Como su nombre indica, se basa en el uso de cartas comunes también conocidas como cartas compartidas o “shared cards”, que no son otra cosa que aquellas cartas descubiertas encima de la mesa para que todos los participantes puedan verlas. En estos juegos cada participante juega con una mano que se denomina incompleta, que deberá completar con las cartas que el croupier ha colocado al iniciar la partida en la mesa. Cada tipo de juego dispone de unas reglas e indica cómo se deben combinar las cartas. En los juegos más caseros se suele utilizar el “ante” como apuesta obligatoria. Mientras que en los casinos se estila más la ciega, que viene del término inglés “blind”, apuesta forzada, en las que la ciega grande equivale a la apuesta mínima y la chica a la mitad de la misma. Pero veamos qué juegos se consideran dentro de este término.

Texas Hold’em

Conocida en el mundo entero por ser una de las formas de poker más jugadas, que se ha expandido entre los fanáticos más actuales con la incorporación de este juego en los casinos online. Se popularizó en el siglo XIX en Estados Unidos, en particular durante la Guerra de Secesión. Se juega con una baraja inglesa con 52 cartas, que no incluyen comodines, y acepta un mínimo de 2 jugadores, siendo el máximo de 10. Durante cada mano los jugadores reciben 2 cartas y se colocan 5 a la vista de todos, con las que tendrán que formar la mejor combinación posible usando 5 cartas de cualquiera de los dos lados. Las cartas de la banca se mostrarán en tres turnos: el primero o “flop” consta de tres cartas; el segundo o “turn” una y, el tercero o “river” la quinta. En cuanto a las apuestas, se realizarán en 4 turnos, siendo el primero antes de conocer las cartas comunitarias bajo el nombre de “preflop”, seguida de otras tres durante el flop, turn y river.

En cuanto a las diferentes acciones durante las apuestas podremos: retirarnos, pasar, realizar nuestra primera apuesta, ver la apuesta de nuestros oponentes igualandola, subirla o ir con todo, término que se conoce como hacer un “all in”. Una vez que todos los jugadores han realizado sus apuestas, el acumulado o pozo se va con aquel que haya conseguido la mejor mano. No debemos olvidar que una vez iniciada la partida no podrá entrar nadie más, ya que se trata de un juego cerrado.

Omaha

Se trata de un juego derivado del Texas Hold’em. Con orígenes en Europa, se ha convertido en uno de los juegos más populares en los casinos online. Para aquellos que comienzan a jugar al poker comienzan con el original y prosiguen con el Omaha, ya que tienen varias reglas en común. Ambos usan el mismo tipo de baraja, la inglesa. Sin embargo, en esta variante cada persona recibe 4 cartas, de las que deberá escoger 2 para jugar con 3 de las 5 cartas comunitarias colocadas en la mesa. Al disponer de un montón de combinaciones diferentes muchos de los participantes tenderán a farolear para hacer que sus rivales salgan del juego y llevarse la mano.

Otros tipos de poker que se enmarcan dentro de esta categoría son el Greek Hold´em, que utiliza las mismas reglas que el Omaha, aunque como en el Texas Hold´em cada jugador cuenta solo con 2 cartas; el Irish poker, en el que cada jugador cuenta con 4 cartas antes del flop (momento en el que se comienzan a repartir y revelar las primeras cartas comunitarias); o el Double-board Hold´em, que se juega como el juego tradicional pero con cartas comunitarias adicionales; entre otras muchas variaciones.

Stud Poker o Poker descubierto

Considerado el juego de cartas de poker más jugado hasta la llegada del Texas Hold’em, llegando a ser conocido como poker clásico por algunos. Se le denomina “descubierto” debido a que algunas de las cartas que recibe cada jugador estarán boca arriba y otras boca abajo. Dependiendo del tipo de Stud poker al que nos refiramos el numero de cartas variará, así como algunas de las reglas o las rondas de apuestas que habrá durante la partida. Cuando en el juego se realizan 4 rondas o menos, no se suele fijar un límite en el pozo, pero es conveniente fijarlo cuando va más allá de 5 rondas o al menos un límite repartido (spread limit), con el que se delimita el mínimo y máximo que deben alcanzar las apuestas. Dentro de estos se encuentran:

El Seven Card Stud

Una de las variantes más populares hasta la llegada del Texas Hold’em. Tiene sus orígenes en los Estados Unidos, en los que se jugaba a este tipo de juego con 3 cartas en el siglo XVIII. Luego, durante la Guerra de Secesión se haría popular la versión de 5 cartas. Como los juegos de cartas comunitarias, se utiliza una baraja inglesa de 52 cartas. El máximo de jugadores que se aceptan en esta modalidad son 8, 2 menos que en el Texas Hold’em.

Durante cada mano, cada uno de los participantes deberá entrar con una apuesta mínima, conocida como “ante”. Una vez que esta se encuentra en la mesa, el repartidor dará 3 cartas a cada uno, de las que 1 estará boca arriba, de modo que el resto de jugadores pueda verla. Aquel con la carta más baja deberá proceder con una apuesta obligada o “bring in”. Una vez que este ha puesto la apuesta se seguirá con el resto de jugadores en el sentido de las agujas del reloj que podrán retirarse, igualar esta primera apuesta o aumentarla. Tras este paso, se repartirá una carta abierta a la que se le da el nombre de cuarta calle o “fourth street”. Ahora la voz cantante la llevará aquel que tenga la mano más alta entre las 2 cartas visibles que podrá pasar o iniciar la apuesta al igual que pasará con la 5ª y 6ª carta (conocidas como fifth street and sixth street respectivamente). La séptima y última carta se entregará boca abajo, aunque las apuestas empezarán por aquel que tenga mejores cartas en la mesa. Esta modalidad suele poner un límite de apuesta máximo.

El Five Card Stud

Esta variante tuvo su época dorada durante la Guerra Civil Estadounidense. No obstante, hoy en día ha dejado de jugarse tanto debido a la popularidad de otras versiones, aunque sigue siendo popular en lugares como Finlandia bajo el nombre de Sökö, palabra que se significa pasar (check). La dinámica y reglas del juego son las mismas que para la variante con 7 cartas.

Como en el anterior tipo de poker, existen una multitud de juegos de Poker Stud entre los que encontramos el Catalone, de procedencia italiana y con apuestas elevadas. Éste se basa en el juego de 7 cartas; el poker Mexicano o Loco en el que se reparten 5 cartas de las que se deberán revelar 4 al resto de participantes; o la Telesina o Teresina, que sigue el mismo procedimiento que el Five Stud Poker con una diferencia: añade una última ronda en la que cada persona recibe una carta comunitaria.

Draw Poker o Poker tapado

Con una procedencia más tradicional, ya que suele jugarse en casas en lugar de casinos, esta variedad se juega con 5 cartas. Suele ser el tipo de poker que antes aprenden los jugadores, considerándose uno de los tipos más populares en España. Se juega con una baraja inglesa como el resto de juegos y trata de deshacerse de las cartas que no sirven.

Antes de comenzar la partida se elige a la persona que repartirá las cartas durante la primera ronda, cambiando a la persona que reparte, a la derecha, en cada mano. La persona sentada a la izquierda colocará la ciega pequeña (small blind) y el siguiente la ciega grande (big blind). Una vez repartidas las cartas, se procederá a apostar. Durante este periodo de la partida los jugadores podrán abandonar. Aquellos que decidan seguir, procederán al descarte tras realizar su apuesta. El desarrollo del juego proseguirá siguiendo estas reglas hasta que los rivales abandonen el juego al no ver la apuesta o con la mejor jugada.

Dentro de este tipo de juego podemos encontrar otros como el que se juega con 5 o el de 7 cartas, en los que podremos descargarnos de hasta 4 cartas de las que tenemos en la mano; Gardena o “Jack or Better”, con nombre de ciudad californiana, se juega con “ante” pero no utiliza las ciegas; o el poker de trueque, en el que la novedad la trae el hecho de que cada jugador puede preguntar al resto si desean cambiar algunas de las cartas de las que disponen.

Resumen de las reglas —apuestas, ciegas y repartos