El Video Poker

Índice

Como ya hemos visto en los capítulos anteriores, existe una infinidad de juegos o de maneras de jugar al poker. No debemos de olvidar que, como ha ocurrido con otros productos y servicios, los juegos de azar también han tenido que adaptarse a los nuevos tiempos y a los cambios tecnológicos, utilizando nuevas variables como la que ofrecemos en Betsson. Puedes comprobar todas las opciones haciendo click en el siguiente enlace. Entre todas estas alternativas podemos encontrar el tipo de poker que da nombre a este capítulo: el video poker o poker online. ¿Pero qué sabemos de él?

Historia del video poker

Aunque el concepto de video poker es bastante reciente, con aproximadamente unos 100 años de historia, las máquinas que existen en la actualidad no son más que la evolución de las que se crearon en sus inicios. Tengamos en cuenta que el concepto de video poker nació incluso antes de las máquinas tragamonedas, ya que en 1891, Sitmann y Pitt crearon una máquina de cinco carretes que mostraban los diferentes símbolos de las cartas de poker en el barrio neoyorquino de Brooklyn.

Otro hito a destacar en esta historia es la aparición de Skill Draw, una máquina diseñada por Charles Fey, con una mecánica similar a la de Sitmann y Pitt. Lo llamativo de esta máquina era que el aparato ofrecía al jugador las cartas con las que debía jugar la mano. Esta máquina se proclama como la primera en su categoría en muchos lugares, aunque su creación se vio claramente influida por el primer prototipo de 1891.

La primera máquina

Fue en 1970 cuando Dale Electronic creó la primera máquina de video poker para su uso en casinos y salas de juego con el nombre de PokerMatic. Recordemos que esta es la época en la que comenzaron los microprocesadores, de ahí que se aplicaran a varias industrias, entre ellas a los juegos de azar. El prototipo mezclaba cartas de poker y funciones propias de las máquinas tragamonedas. La manera de jugar era muy sencilla, sin embargo, no logró conquistar al público de la época ya que la gente no se fiaba de una máquina en la que no podía ver el movimiento de los carretes, haciendo que la compañía vendiese una cantidad de ellas muy baja en comparación con otros juegos que se ofrecían durante los 70.

Unos años más tarde, William “Si” Redd, considerado padre del video poker, presentó a los directores de la empresa Bally Gaming su nuevo invento: una máquina que permitía jugar al video poker. La idea no entusiasmo a la compañía que le dejó quedarse con la patente, así que Redd produjo en serie este tipo de juegos en 1979 junto a la compañía Fortune Coin Company. Estas se distribuyeron a lo largo de Estados bajo el nombre de Draw Poker.

Auge en los 80

Aunque no fue hasta los años 80 cuando comenzase el verdadero auge de estas máquinas pudiendo encontrarlas en la mayoría de casinos. No debemos de olvidar que la verdadera innovación de la época fue la incorporación de comodines a estas. En este tiempo podemos destacar el lanzamiento de modelos como el Deuces Wild y el Joker Poker, dos de los más reconocidos en el mundo del video poker.

Y llegaron los 90

Los años 90 fueron clave para la evolución y auge de los casinos online, sobre todo gracias a las legislaciones que se empezaron a crear en torno a ellos. Esto hizo que se expandieran a lo largo de la red, ofreciendo entre sus juegos el video poker. Debido al formato que usan estas máquinas fue muy fácil adaptarlas a los nuevos casinos.

Hoy en día existe una amplia variedad de máquinas de este tipo, de modo que cada usuario pueda seleccionar aquella que mejor se adapte a sus necesidades.

Entendiendo el concepto, ¿qué se considera exactamente como video poker y cómo se juega?

Esta variante que se relaciona con las máquinas tragamonedas, se suele encontrar en los casinos físicos. La mecánica de esta máquina es similar al juego que realizaríamos con las cartas, ya que utiliza un tipo de generador de número aleatorio (conocido como RNG o Random Number Generator) que nos ofrece una combinación de cartas aleatorias para que seleccionemos aquellas con las que queremos jugar nuestra partida.

Antes de comenzar la partida deberemos realizar nuestra apuesta. Una vez seleccionada esta recibiremos un total de 5 cartas. Entre estas decidiremos cuáles queremos conservar y de cuáles queremos deshacernos como ocurría en el draw poker o poker tapado que explicábamos en capítulos anteriores. Una vez que nos hemos descartado, la máquina nos proveerá con el número de cartas de las que nos hemos deshecho para sumar de nuevo un total de 5. Una vez tengamos nuestras cartas asignadas la máquina calculará el valor de nuestra mano. Como en otras variantes de poker, el objetivo final es conseguir las mejores cartas y con ellas la mejor mano que nos harán conseguir una cantidad de dinero u otra.

En cuanto al porcentaje de retorno y consecución de grandes jugadas, podemos decir que estas máquinas cuentan con un retorno similar al que ofrecen las máquinas tragamonedas, en las que jugar en algunas de ellas puede ser arriesgado dada la volatilidad pero que puede llegar a ser emocionante. Hay que tener en cuenta que podemos diferenciar entre dos tipos de máquinas, en base a sus apuestas, que se dividirán en Máximo pago o 9/6 y Menor pago. La diferencia que encontramos entre estas dos variantes es la recaudación que estas entregan en premios, siendo mayor en las de Máximo pago. Para diferenciar a unas de otras deberemos mirar la tabla de premios, en la que además encontraremos los valores y pozos acumulados.

Tipos de Video Poker

En la actualidad existen una gran cantidad de máquina de video poker diferentes entre las que encontramos los tradicionales Deuces Wild y Joker Poker, además de otros juegos como el Jacks and Better (uno de los más populares) o 10s Or Better. Veámos en que consiste algunos de estos juegos.

Deuces Wild

Similar a otros juegos de este tipo, se juega con la baraja británica, que contiene 52 cartas. Una vez realizada la apuesta, la máquina nos asignará 5 cartas y decidiremos cuáles queremos quedarnos. ¿Lo llamativo de este juego? Que no solo juega con las 52 cartas, sino que también introduce un nuevo concepto, el deuce (traducidos como los dos). Pero, ¿qué es un deuce? Para aquellos que no hayan jugado nunca a este juego el deuce es una especie de comodín que puede obtener el valor de cualquier carta. Este juego cuenta con 4 de ellos (los 4 dos), lo que significa que podemos llegar a conseguir una mano en la que los tengamos todos. Por otra parte, podemos decir que el porcentaje de retorno de este juego es muy alto, superando el 100 %. Hoy en día es muy difícil encontrar máquinas de este tipo en casinos físicos. Sin embargo, aún queda alguna en algunos pequeños casinos de Las Vegas.

Joker Poker

Se considera uno de los juegos tradicionales, junto al Deuces Wild, ya que ambos fueron de los primeros juegos de video poker que se jugaron en casinos y salas especializadas. Con un diseño similar al de las máquinas tragamonedas, se juega con 53 cartas (las 52 de la baraja inglesa y 1 comodín). El comodín sustituye a todas las cartas con excepción de los doses. Mientras que los 4 doses se utilizan para completar la mano a modo de comodín sustituyendo cualquiera de las cartas con las que contamos. Las apuestas se realizan antes de la partida, utilizando ésta como apuesta base. En el caso de que prosigamos jugando, la apuesta vendrá predeterminada por la primera apuesta que realizamos, aunque podemos subirla o bajarla en cualquier momento. El retorno del Joker Poker es un poco más bajo del que ofrecía el juego anterior, estando en un 95 % (aproximadamente).

Jacks and Better

Uno de los juegos favoritos, se basa en el poker tradicional, por lo que la base será muy parecida. Para entrar en el juego deberemos realizar una apuesta. Una vez realizada recibiremos 5 cartas. Entre estas podremos decidir con qué cartas queremos jugar y, en el caso de no querer alguna de ellas, contaremos con la opción de descartarnos una única vez. En este caso, no competimos contra nadie sino que, como en el resto de máquinas deberemos conseguir una de las combinaciones ganadoras para recibir el premio, siendo el mínimo una pareja de Jotas o Jacks. En cuanto a la cuota de retorno de este juego podemos decir que es más alta que la del Joker Poker pero sigue sin superar la de del Deuces Wild.

10s or Better

Junto al Jacks and Better es uno de los juegos más populares. El mecanismo de este es el mismo que el de los juegos que hemos visto anteriormente, con una excepción, los jugadores pueden ganar con un par de 10. Para que la máquina esté compensada el resto de premios son más bajos que en otras del mismo tipo siendo más fácil ganar con manos bajas. Se trata de un juego al que suelen jugar aquellos que están comenzando en este mundo ya que las pérdidas se ven, en cierto modo, minimizadas.

Además de jugar la partida eligiendo nuestra apuesta, algunos de estos modelos de máquinas nos permitirán jugar aquello conocido como Video Poker con Pozo Progresivo. No se trata de una modalidad diferente de este tipo de poker sino de una funcionalidad extra. Como su propio nombre indica, en ellas se nos da la opción de conseguir un pozo que se ha ido acumulando partida tras partida por aquellos que no han conseguido hacer jackpot. El importe de estos suele ser muy elevado contando, en ocasiones con 4 o 5 cifras. La dificultad de conseguir la combinación ganadora hace que la cifra aumente hasta llegar a las grandes cantidades que hemos mencionado.

Elabora tu estrategia

Como sucede en el resto de variantes de poker, ésta también dispone de sus propias estrategias seguidas por aquellos que suelen jugar a este juego. Aunque no pueden garantizarnos una victoria segura pueden acercarnos a ella, siendo las siguientes, algunas de ellas:

Es muy importante revisar las mismas antes de entrar al juego para entender qué manos pueden obtener una bonificación. Es también importante considerar las cuotas de retorno y consecución de jugadas para tener una idea más clara acerca de los premios que podemos obtener. Antes de comprobar éstas, tendremos que conocer las diferentes manos, ya que nos ayudarán a descartarnos de la manera adecuada.

En ocasiones tendemos a jugar a aquella que tenemos delante o que nos llama la atención, pero quizá esta máquina no sea la más adecuada para nosotros. Antes de elegir, comprueba el resto de ellas para entender las diferencias. En cuanto a las apuestas, es aconsejable establecer una serie de pautas para seleccionar la mejor opción en cada ronda. Una apuesta alta, siempre paga mejor que una baja. Sin embargo, en caso de pérdida será 5 veces mayor, de ahí que tengamos que establecer nuestras propias reglas. Una buena opción será especializarse en un tipo de máquinas.

Parece obvio que debemos quedarnos con aquellas cartas que mejor resultado nos pueden ofrecer en base a la función de este juego y los diferentes valores que podemos conseguir como ocurría en el Texas Hold’em. Sin embargo, en muchas ocasiones no realizaremos los descartes que debemos. Tenemos que acostumbrarnos pues a anticipar jugadas y, al contrario que se da en el poker tradicional, a apostar sobre seguro. Por ejemplo: si de primeras te entra una pareja y otras cartas, intenta guardar la pareja, ya que probablemente lograrás una bonificación con ella.

Con este punto nos referimos a tener conocimiento sobre el importe que queremos gastar y el tiempo que queremos invertir. Para juegos largos, aconsejaremos reducir las apuestas de modo que podamos jugar durante más tiempo y quizá conseguir mejores resultados.