Las cartas de poker

Índice

¿De dónde provienen? Orígenes de las Cartas de Poker

Se dice que la baraja como hoy la conocemos, tienes sus orígenes en el siglo XII en China, aunque otros señalan como país de origen a la India o Egipto. No obstante, se piensa que las mismas fueron introducidas en Europa por los árabes, de ahí que su primera mención sea en 1310 en Barcelona.

Si realizamos búsquedas sobre el término baraja, aquella que se compone de las cartas que empleamos en este juego, encontraremos en muchos lugares que procede del vocablo árabe “baraca” o “baraka” que significa poder o bendición divina, utilizado como símbolo de suerte o fortuna. Sin embargo, hay muchas personas que afirman que es de origen desconocido. Dada la falta de claridad acerca de este vocablo, en 1884 se propuso como palabra etimológica la palabra celta “barad”, que significa engaño. Este palabra podría acercarse bastante al concepto de este juego y otros habilidad mental como el ajedrez, en los que una partida puede parecer una cosa pero que puede cambiar totalmente en cuestión de segundos.

No debemos olvidar que la baraja de cartas es la herramienta principal para los jugadores en una partida de poker junto al intelecto de los jugadores y la rapidez mental para imaginar diferentes jugadas. Con un formato rectangular, suelen estar hechas de cartón y llevan una impresión a ambos lados. Una cara oculta, que suele llevar una impresión lisa, que nos ayudará a mantener nuestras cartas a salvo de las miradas de los rivales y otra con la impresión de alguno de las diferentes pintas. Como dato curioso podemos decir que las primeras versiones tenían un reverso blanco, pero dada la facilidad con la que este color podría mostrar el símbolo de la carta y arruinar la partida, se comenzó a utilizar un reverso impreso.

Además las primeras cartas solo mostraban el número y el símbolo de la misma en uno de los lados, de modo que sólo podía ser leída en una dirección. Este hecho cambió en el siglo XIX en el que la figuras conocidas como reversibles, comenzaron a aceptarse en los clubes ingleses en los que se solía jugar a este juego.

Hay quién cree que las cartas 52 cartas representan las semanas de año, otros el año solar o que las cartas de cada pinta hacen referencia a los signos del zodiaco, a los meses lunares (13) o a las estaciones. Aunque todo apunta a que las diferentes pintas hacen referencia a las clases feudales de la Edad Media, en la que se cree que se popularizaron los juegos de cartas. En cuanto al uso de los dos colores, se dice que estos hacen alusión al día y la noche.

Por otra parte, en cuanto las figuras (Rey, Reina y Jota o Jack), estas representan personajes que habían marcado la historia universal hasta ese momento. Las picas serían el Rey David, Juana de Arco o Atena y Ogier de Dane; Los tréboles Alejandro Magno, Agnes de Soler y Lancelot; los corazones Carlomagno y Judith o Isabel de Bavaria y Lahire; y el de diamantes Julio César, María de Aragón o Juno y Héctor de Troya. Estas figuras fueron sustituidas durante la Revolución Francesa por conceptos como la ley, la igualdad, la providencia y la libertad.

La baraja inglesa y su uso en el poker

Como hemos visto en capítulos anteriores, la baraja inglesa es la más utilizada en la mayoría de juegos de poker, llegando a utilizarse en un 90 % de los mismos. Esta cuenta con 52 cartas divididas en cuatro pintas, que son: picas, corazones, tréboles y diamantes. Cada pinta diferente cuenta con 9 cartas con una numeración y 4 literales o figuras: Jacko o Jota, Reina, Rey y As (Jack, Queen, King y Ace en lengua inglesa). Estos símbolos fueron tomadas de la baraja francesa de la que procede esta.

Para conocer más acerca de la misma, realizaremos una descripción de cada uno de los pintas, valores de las cartas numerales y de las figuras y cómo pueden ser utilizadas en cada jugada.

Las cartas de Poker explicadas. Pintas y tipos de carta

Identificada con el final de una pala en Alemania, la pinta negra utiliza una hoja lanceolada como símbolo. Recibe diferentes significados en diferentes culturas, siendo incluso asociado a la muerte en la cartomancia. El símbolo proviene de la baraja francesa de la que se deriva ésta, siendo el equivalente a las espadas en la baraja española. Con él se hace referencia al ejército y a la nobleza. Históricamente, el as de este palo se distingue del resto debido al sello que encontramos en él. Este sello, impuesto por Jaime I de Inglaterra en el siglo XVIII se usaba como garantía de que la empresa que se había encargado de imprimir la baraja había pagado los impuestos correctos por la misma. Este sello fue variando con el paso de los años, aunque se mantuvo hasta 1960.

La pinta de color rojo utiliza la forma tradicional del corazón, como lo hacía en sus orígenes la baraja de la que proviene. Identificada como la pinta de copas en la baraja española, representa al clero o la iglesia.

La segunda pinta de color negro, recibe el nombre de flores en alguna poblaciones africanas. Representando con la figura de un trébol, como su nombre indica, tiene el significado de guerra en la cartomancia y se asocia al palo de bastos en la baraja española. Aunque muchos lo consideran símbolo de suerte, no queda claro a qué tipo de suerte se refiere, si a la buena o a la mala, a la que se dice que también puede atraer. Se utiliza para representar al pueblo o a los campesinos.

Suelen ser interpretados con una especie de rombo de color rojo, siendo conocido como rombo en la baraja francesa de la que proviene la baraja inglesa que se utiliza actualmente, o a los oros en la española. Suele representar a la monarquía y las finanzas.

Como hemos podido ver, la simbología de las diferentes pintas gira en torno a las diferentes clases sociales de la Edad Media, época en la que se encuentran las primeras menciones a los juegos de cartas y que representaban a la sociedad de la época.

Como hemos comentado anteriormente, cada una de los 4 pintas cuenta con 9 cartas numerales que se ordenan de menor a mayor. De modo que sigan la siguiente escala de valores: 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9 y 10. A estas cartas les seguirán en puntuación las figuras: Jota o Jacko, Reina, Rey y el As.

El As es la carta con mayor puntuación en el juego, a pesar de que se suele representar con el número 1. Etimológicamente, la palabra que proviene del griego “heis” y latín “as”, que significan unidad. Designando pues, aquellas cartas que contienen un símbolo único de cada pinta.

En cuanto a nombres de las figuras, estos vienen de la realeza: la Jota, Jacko o J representa al sirviente, la Q a la Reina y la K al Rey (en base a la letra por la que empiezan estas palabras en el idioma inglés). Un dato curioso que puede llamar la atención a aquellos que utilizan estas barajas de cartas es que todas las reinas llevan un ramo de flores, a excepción de la de picas que lleva un cetro, o que todos los reyes y reinas miran hacia la izquierda, menos los de picas.

Algunos de los conocedores de la baraja inglesa, y con ello de la francesa, su progenitora, opinan que dado que los corazones simbolizan el amor, los diamantes el dinero y los tréboles la suerte; las figuras de estas pintas mirarán hacia la derecha para indicar que es algo que todas las personas buscan. En cuanto a las picas, como esta pinta se relaciona con la muerte, hace que la gente repudie de la misma, mirando hacia el otro lado. Esto son solo conceptos que aquellos que han estudiado las cartas han sacado de las diferentes interpretaciones realizadas acerca de ellas, aunque no existe un manual que contenga la aclaración por parte de la primera persona que produjo una de estas barajas, Étienne de Vignolles, más conocido como La Hire.

¿Qué valor tiene cada una de ellas?

El valor de estas dependerá plenamente del resto de cartas de las que esté rodeada. Por ejemplo, si conseguimos una carta numeral única tendrá un valor muy bajo. Mientras que, si disponemos de dos podremos formar una de las figuras que pueden darnos la partida frente a nuestro oponente: parejas.

Veamos entonces qué valor toma cada carta en cada jugada de mayor a menor, en juegos como el popular Texas Hold´em:

La mano más valiosa y más buscada por los jugadores de poker, así como una de las más difíciles de conseguir. Está jugada se compone de el As, el Rey (K), la Reina (Q), la Jota o Jacko (J) y el 10, todos de la misma pinta. ¿Parece sencillo verdad? Solo 1 de cada 649 739 veces ocurre.

Esta jugada consta de 5 cartas seguidas de la misma pinta. Por ejemplo: 2 3 4 5 y 6. Aunque es difícil de conseguir las probabilidades son mayores que en la anterior jugada. En caso de que dos jugadores consiguieran una, ganaría aquella que utilizase cartas más altas, en este caso podría ser una escala que empezase en el 3 y terminase con el 7.

Es una de las manos más emblemáticas de este juego, por lo que lleva su nombre. En esta mano, el jugador deberá conseguir cuatro cartas iguales. Como en el caso anterior, puede pasar que más de una persona en la mesa consiga esta jugada por lo que ganará aquel que tenga las cartas con mayor numeración. Recordemos que el As es la carta más alta y la combinación de estas se designará Poker de Ases, siendo la mejor mano que podemos obtener en un Poker.

Se sigue considerando una buena mano. Para conseguir un full deberemos tener 3 cartas iguales y una pareja. En caso de que varios jugadores hayan conseguido un full durante la partida, se llevará la partida aquel que tenga las 3 cartas más altas. Un jugada que contenga 6 6 6 3 3 ganará a una con 3 3 3 A A. Si por casualidad ésta también coincidieran, se miraría las cartas de la pareja para ver cual de ellos dispone de las más altas. Si tanto el trío como la pareja son iguales, caso muy improbable, se repartirá el pozo entre los dos participantes.

Esta jugada está formada por 5 cartas no consecutivas de la misma pinta. No importa las cartas con las que se cuente, aunque estas marcarán la diferencia en un empate. En el caso de que este se dé, como en casos anteriores, ganará aquel que posea la carta con un valor más elevado sin importar que el resto de las cartas tengan mayor o menor valor.

Se considera escala la acumulación de 5 cartas con un orden consecutivo. En esta jugada también se considera la oportunidad de acumular las siguientes cartas: A K Q J 10 que se conoce como Escala Real.

Conocemos como trío cualquier jugada en la que se consigan 3 cartas del mismo valor acompañada de otras 2 cartas cualquiera. En caso de encontrar dos en la misma partida, ganará el de mayor valor.

Se trata de conseguir dos grupos de cartas con dos valores en concreto, por ejemplo 2 2 4 4 en los que la quinta carta es irrelevante. Como ya hemos mencionado anteriormente, en el caso de empate, obtendrá la mano aquel que disponga de las dos parejas con mayor número.

Una de las jugadas más repetidas en muchos juegos, ya que es muy fácil de conseguir. Se trata de tener 2 cartas con la misma numeración entre las 5 de las que disponemos en este tipo de juego.

Sabemos que en los juegos de azar a veces es difícil conseguir que entren las cartas que queremos. Sin embargo, podremos ganar una partida con una sola carta de gran puntuación en el caso de que el resto de la mesa no cuente con nada más.

Con esto damos por finalizado el capítulo 4, en el que hemos realizado una breve introducción a la baraja de cartas utilizada en los juegos de poker. No te pierdas el próximo capítulo para conocer más acerca de las mejores manos que podemos obtener.