Tipos de manos: cuáles son las mejores

Índice

Las manos del poker explicadas una a una ¿Cuáles son las mejores?

El poker tiene una máxima en común en cualquiera de sus modalidades, decenas de variantes geográficas, e interpretaciones culturales: Se trata de tener la mejor mano. No importa cuánto apuestes, cuan inteligente seas para engañar o no dejarte engañar, o cómo te comportes durante una ronda. Sólo debes tener una mano que venza las de tus oponentes.

Es por eso que se hace imperativo que sepas reconocer tanto el valor de tu mano inicial así como conocer de memoria cuáles son las manos ganadoras, y también su relación en la jerarquía. Empezaremos por la mejor, y bajaremos la escaleras hasta la más débil.

Escalera Real o Royal Flush

La mejor mano del poker. Un jugador profesional puede pasar toda su vida en las mesas sin levantar una de éstas. Es el equivalente a un hoyo en uno para un jugador de golf. También se conoce como flor imperial.

Sólo hay cuatro combinaciones posibles para lograr una escalera real, una por cada palo de cartas. Debes obtener cinco números consecutivos del 10 al As, del mismo color. ¿No te suena muy complicado? Pues, debería: las probabilidades de lograrla son 1 en 649 739.

Si obtienes esta mano, lo mejor será que vayas hasta el final pues no hay manera de perder, ¡ni siquiera de empatar! No hay posibilidad de que pierdas la ronda. El famoso jugador Chris Moneymaker logró obtener una en el torneo nacional de poker de Estados Unidos, en televisión en vivo frente a cientos de miles de espectadores y en la mesa final de la competencia.

Escala de color o Straight Flush

La segunda en el ranking de las mejores manos, sigue siendo muy difícil de ver, con una sola chance de obtenerla en más de 72 mil repartidas. Consta de cinco cartas seguidas de la misma pinta (sin terminar en As, pues se convertiría en una Escala Real que es la única mano que puede vencerla).

En caso de haber dos escalas del mismo color, ganará la que tenga la carta más alta. Por la logística del juego, no puede haber dos escalas de diferente color.

Poker o Four of a Kind

La mano más emblemática del juego lleva su nombre. Se da al recibir una combinación de 4 cartas del mismo valor, obviamente de diferentes colores por haber solo una de cada una en el mazo. La probabilidad de obtener un poker es de 0.00256 %, ¿bastante difícil, no?

Estarás muy cómodo sosteniendo un cuarteto para apostar, considerando que la estadística calcula que para que haya dos pokers en una sola mano es de aproximadamente 1 en 39.000. La quinta carta es innecesaria, pues no hay dos pokers iguales (solo hay cuatro cartas del mismo valor en el mazo).

Full House o Full

Una excelente mano. Consiste de un par y un trío de cartas iguales. En caso de que haya varios Fulls, gana el que tenga el trío más alto. En caso de que ambos tengan el mismo trío, gana el par más alto. Si ambos pares son iguales, se divide el pozo entre los jugadores, pero esto es muy, muy improbable.

Color

Esta mano consiste en tener cinco cartas de la misma pinta. No existe un aproximado de tres ni de cuatro cartas, deberás obtener cinco para completarlo. En el caso de que haya dos manos con color, ganará el que tenga la carta más alta.

Presta atención si estás en un juego de cartas comunitarias, y tus cartas son bajas comparadas con las que están en las compartidas. Podría haber otro jugador con cartas de la misma pinta, pero más altas.

Escala

Cuando los números de tus cinco cartas son consecutivos, pero no son todas de la misma pinta, tendrás una escala. Al igual que en el caso de la mano de color, presta atención a tu posición en la secuencia si estás jugando con cartas comunitarias, no querrás apostar mucho si existe una alta probabilidad de que otro tenga una carta mayor para obtenerla.

Cuando un jugador está apuntando a obtener una escala esperando obtener una carta en el medio, por ejemplo, teniendo 8 9 y en las comunitarias un J Q, el riesgo es mayor. Es más conveniente tener una escala de 4 cartas seguidas, como 8 9 10 J, y esperar que salga una Q o un 7. En el primer caso, solo un 10 te daría la escala, lo que reduce las probabilidades a la mitad.

Trío

Cualquier mano en la que tengas tres cartas del mismo valor entre tus cinco mejores cartas. En caso de que al enfrentarte y mostrar las cartas haya dos tríos, ganará el más alto.

Es una jugada mucho más frecuente de observar, sus probabilidades son de casi el 3 % en cada repartición de cartas.

Doble pareja o Dos pares

Una mano bastante común es la doble pareja. Sólo debes tener dos pares, y la probabilidad de que esto ocurra es de 1 en cada 21 manos aproximadamente. En caso de que dos jugadores tengan dos pares, gana el par más alto, independientemente de que su segundo par sea menor a los otros dos pares del otro jugador.

En este caso, si un jugador tiene K K y 2 2, y el otro jugador tiene Q Q y J J, gana el primero, pues el par K K vence a los otros dos. Si tuvieran un par igual, el segundo par más alto decide.

En el caso más improbable, que ambos tengan los mismos pares, la quinta carta decide. Quien tenga la carta de mayor valor se quedará con el pozo, y si esta es igual, se dividirán el premio en partes iguales.

Pareja

El par es la mano más común, siendo el que más se juega en las mesas. En una mesa con varios jugadores, debes tomar en cuenta el tipo de par si quieres aumentar la apuesta o pagar los aumentos, ya que la probabilidad de tener uno en una repartición al azar es de 42.26 %.

Si dos jugadores tienen, digamos, un par de jotas en sus cinco mejores cartas, ganará el que tenga la carta más alta como kicker.

Pero a pesar de ser una de las manos más comunes, incluso algunos expertos se confunden al momento de definir el ganador cuando hay pares iguales entre jugadores distintos, con el mismo kicker. En ese caso, se pueden escoger hasta dos kickers adicionales. Ganará el más alto y, de continuar siendo iguales, se reparten las ganancias por igual.

Carta alta

Si no has logrado formar ninguna de las manos que hemos descrito anteriormente, tu única posibilidad de ganar será que una de tus cartas sea mayor a la carta más alta que el otro jugador tenga en su poder al momento del showdown.

Si ambas fueran iguales, se va a la segunda, y si esta fuera del mismo valor, se repite el proceso hasta la quinta carta para determinar el kicker. Más allá de la quinta carta no se admite invocar ninguna otra, pues el poker es un juego de cinco cartas, no más. Te sorprenderías al ver como algunos jugadores aún no conocen esta simple regla.

Consideraciones durante el showdown

A la hora de mostrar las cartas para saber quien es el ganador, pueden generarse confusiones. Es un momento de alta tensión, por lo que será esencial que conozcas bien las normas del juego.

A continuación te presentamos algunos conflictos que suelen generarse en el último minuto para que puedas opinar con certeza y defender tu mano de ser el caso.

¿Cuáles son las probabilidades de obtener ciertos tipos de manos?

Esta parece ser una duda común entre los jugadores principiantes que han desarrollado ya una habilidad para jugar, lo que les ha hechos sensibles a las estadísticas y los números secretos del poker.

Existen muchas conversiones, comparaciones y “libros de expertos” acerca de las probabilidades y estrategias de juego, escritos mayormente por jugadores profesionales retirados o activos. Cada uno esgrime su perspectiva de cómo abordar exitosamente las manos.

Pero hay algo que resalta y que tienen en común, todos ellos trabajan con los siguientes números. Presta atención a las combinaciones de cartas, y la importancia de que estén “conectadas”, es decir, que sean consecutivas, así como que sean de la misma pinta, abriendo la posibilidad de un color a tu set de opciones.