Alexander Zverev demostró que Novak Djokovic no es un robot, por Lucho Horna

Lucho Horna, embajador de Betsson y extenista profesional, analiza la participación de los tenistas en Tokyo 2020 con la gran sorpresa de Zverev habiendo eliminado a Djokovic en semifinales.


Imposible no hablar de Novak Djokovic, quien al final no era un robot, sino un humano. El objetivo que tenía de conseguir el Golden Slam se vio anulado por el buen desenvolvimiento de Alexandr Zverev en un partido que empezó controlando el serbio, pero con el correr de los minutos, el alemán agarró la confianza necesaria para poder afrontar el encuentro de la mejor manera y darlo vuelta con autoridad.

En lo que fue este torneo, los Juegos Olímpicos como también pasa en la Copa Davis, son eventos que no vienen a ser iguales que el calendario regular de la ATP. Por una simple y compleja razón, cada jugador tiene en sus hombros la enorme responsabilidad de representar a sus países en este tipo de eventos, por lo que puede generar una presión adicional sobre los tenistas.

Dicho esto, viendo el desenvolvimiento de los jugadores durante Tokyo 2020, parece que la balanza se inclina un poco hacia el lado del alemán, quien ha ido de menos a más, y tiene que encontrar la forma para seguir haciéndolo en los grandes eventos, pues cuando le ponen la ‘chapa’ de candidato, parece generarle una mayor presión de la que él puede aguantar.

En esta oportunidad, no se ha hablado mucho de Zverev, pues todos los focos estaban puestos en Djokovic y su oportunidad histórica. Eso ha hecho que el tenista alemán encuentre su mejor nivel en las rondas finales. Y por último, lo único que deberá saber manejar es el cansancio que conlleva haber enfrentado a ‘Nole’ en semifinales, y si es que lo sabe controlar, seguro que lo veremos con la medalla de oro en la final ante el ruso Karen Khachanov.