Juan Pablo Varillas y una nueva experiencia en Tokyo 2020, por Lucho Horna

Lucho Horna analiza la disciplina de tenis en los Juegos Olímpicos de Tokyo 2020, donde Juan Pablo Varillas enfrentará al argentino Diego Schwartzmann en la primera ronda.


Luego de una larga espera, comienza el evento deportivo más importante del mundo. Los Juegos Olímpicos de Tokio de llevarán a cabo bajo en una estricta burbuja en el país asiático, sin público, pero con la gran ilusión de cada atleta de poder competir por lo más importante que tiene el deporte: la gloria.

A lo que nuestro deporte nos depara, hay dos cosas que nos genera gran ilusión; la presencia de un peruano en el cuadro principal Juan Pablo Varillas, y la búsqueda de lograr lo que parecía imposible del serbio número 1 del mundo Novak Djokovic: el Golden Slam.

Dos historias diferentes, pero ambas con grandes ilusiones para este nuevo mega evento. Por el lado del peruano, ya sabemos que cada semana viene creciendo en el circuito, a paso seguro viene dando sus primeros pasos a nivel ATP, este año ya llego a cuartos de final de un 250 y estuvo muy cerca de conseguir lo propio en un ATP 500. A a esto le podemos sumar dos títulos de challenger, lo que lo ha llevado a estar en su mejor ranking, el 122 del mundo. Va tener una duro y complicado debut ante el argentino Diego Schwartzman, que es el favorito de los jugadores sudamericanos a pelear por una medalla, pero sin lugar a duda una experiencia más para seguir sumando en su crecimiento y confianza.

Por el lado de Nole, podemos esperar un jugador con los dientes apretados, la espina clavada de Rio 2016 no se saca ni se reemplaza con ganar GS, se tiene que eliminar con una medalla de oro colgada en el cuello, algo que saldrá a buscar desde el primer punto del primer partido, y ya sabemos lo que puede conseguir el #1 del mundo cuando está en una misión.