Un US Open diferente y la gran sorpresa de Djokovic, por Lucho Horna

Nuestro embajador Lucho Horna analiza la parte final del US Open, luego de la descalificación del favorito Novak Djokovic.


Se armaron los cuartos de final del US Open, en un torneo que desde el inicio sabíamos que no iba a ser normal, ya que el jugar sin público siempre marca un camino diferente. Aun así, más allá de algunos inconvenientes que han sucedido en la burbuja de Flushing Meadows, podemos decir que el torneo se ha llevado de forma exitosa.

Dicho esto, fue sorprendente lo que pasó hace un par de días cuando Novak Djokovic fue descalificado del campeonato. Y es que todos sabíamos que la única manera en la que el serbio podía perder su invicto era contra él mismo, haya sido en lo deportivo o en lo extradeportivo (que fue lo que tocó). Al final fue una decisión justificada aplicada con las reglas de la ATP, que terminó confirmado uno de los episodios más bochornosos en la historia del tenis mundial.

Más allá de que el pelotazo no fue adrede -se notó claramente- no hay justificación que valga para este suceso inédito para un número 1 del mundo en un Grand Slam. En ese sentido, las reglas están para ser cumplidas y el supervisor del torneo tenía que dejarlo claro, más allá de que el perjudicado sea ‘Nole’.

Lo que está en juego

Con esto descrito, ahora se abre un abanico de opciones para un nuevo ganador de GS, en esta edición del US Open. Los favoritos están claros con los nombres de Thiem, Medvedev, Zverev y Coric (creería que en ese orden), teniendo en cuenta que dos de ellos se podrán eliminar en semifinales.

Aun así, creo que los dos primeros mencionados están un paso adelante ¿Por qué? Ya han demostrado tener experiencia en instancias finales de torneos grandes, y esa es una presión que no es fácil de manejar en el deporte de alto rendimiento. Además, ambos vienen jugando su mejor tenis, en su mejor versión y quieren demostrar que su favoritismo es claro.

Lo de Zverev, por su parte, dependerá mucho de la regularidad que pueda mantener en el servicio, ya que en estas instancias finales cada punto de ventaja que puedas llegar a regalar se puede notar de una forma muy clara.  

Ojo que tampoco hay que dejar de lado a Shapovalov, quien ha demostrado tener un tenis espectacular, pero que a tres de cinco sets puede demostrar esa inconsistencia que es normal para ser el más joven (21, igual que Alex de Minaur) de los que quedan clasificados.

En un US Open que no ha sido normal, hemos podido disfrutar de igual manera unos partidazos, con volteadas asombrosas (como la de Coric a Tsitsipas, por ejemplo) y en la que vivimos de cerca lo que significa el mejor tenis del mundo.