Luis Advíncula, un lateral que le vendrá muy bien a Boca, por Nolberto Solano

Nolberto Solano, exjugador de Boca Juniors y embajador de Betsson, analiza la llegada de Luis Advíncula al cuadro ‘xeneize’.


Llegar a un club grande como Boca Juniors es el deseo de todo jugador de fútbol y Luis Advíncula ha demostrado que es un gran lateral, un futbolista de selección. Ahora va a llegar a un mundo donde las expectativas y las miradas siempre están puestas sobre ti, como ya lo está demostrando Carlos Zambrano con la camiseta ‘xeneize’.

En cuanto a sus funciones, en el equipo de Russo va a tener que cumplir tanto la labora defensiva como la ofensiva. De hecho, que Boca es un club grande y te obliga a buscar los partidos, porque no te sirven los empates o derrotas. Por características, ‘Lucho’ es un defensa con mucha potencia física, va mucho para adelante y eso le va a venir bien al conjunto argentino, si quiere volver a salir campeón del torneo local.

Que coincida con Zambrano es una satisfacción estar con un compañero de selección, pero también es cierto que a nosotros los peruanos, los argentinos nos quieren mucho por la historia y por temas políticos. En general, Advíncula seguro que tendrá fácil el proceso de adaptación con el resto de los compañeros y a mí, por ejemplo, cuando llegué siempre tuve la suerte de tener buena cabida, pero al final uno se gana a sus compañeros mostrando su buen fútbol.

También es cierto que estando en el mundo Boca, estas en el foco de las noticias, pero Luis tiene experiencia en este tipo de cosas porque es un jugador que ya viene jugando hace mucho tiempo en la selección peruana. Además cuenta con la personalidad para afrontar las derrotas y victorias, como también las buenas y malas actuaciones. Pero más que prestar atención a las críticas de los hinchas, uno tiene que siempre ganarse al técnico y corresponder con lo que le pida.

Por último, para ganarte al hincha ‘xeneize’ siempre hay que dejarlo todo en la cancha y, a partir de ahí, no tendrá ningún problema. El aficionado se identifica con la personalidad de sus jugadores, por lo que Advíncula palpitará esa sensación, además de que ojalá le pueda tocar la experiencia de jugar en La Bombonera repleta, que por el momento no se puede por el contexto que vivimos.