Experiencia Premier: la irregularidad de los competidores favorece al Manchester City, por Nolberto Solano

Nuestro embajador Nolberto Solano analiza el momento del Manchester City y la situación que vive en una Premier League particular.


Esta temporada de la Premier League ha sido particular. Los equipos no han podido sostener regularidad –miren al Liverpool o Manchester United– y el City de Guardiola, que ya lleva cuatro años trabajando con el equipo, ha podido aprovecharse de ello para sacar una diferencia abismal. Y es que eso tienen estos equipos de élite, como el de Klopp el año pasado, que te pueden ganar hasta 15 partidos seguidos por la competitividad que muestran.

Este fin de semana enfrenta al Arsenal en Londres, en un partido donde se verá las caras con Mikel Arteta, su exasistente. Aquí creo que se puede ejemplificar muy bien que muchos entrenadores quieren ‘guardiolizar’ a sus equipos, pero la calidad individual no les permite marcar tantas diferencias como el City, que en este caso encuentra a los jugadores ideales dentro de su plantilla para poder realizar el juego que quiere el entrenador.

De hecho es una mezcla de factores, porque Pep ya encontró la manera cómo trabajar con el equipo, pero al final son los futbolistas quienes terminan marcando la diferencia en el campo de juego. Ellos, más allá de lo que se pueda hacer en el entrenamiento, son los que te deciden los partidos y definen si serás campeón, o no.

Además, la Premier ha cambiado mucho con respecto a la última década, en la que José Mourinho dominaba con su Chelsea. Los equipos compiten más tácticamente, ahora hasta el Sheffield United –un equipo clásico de Inglaterra– te hace una batalla táctica y eso ha permitido que el fútbol británico de un salto y ya no se vean tantas goleadas estrepitosas como se podían ver antes.