Entrevista exclusiva a Nolberto Solano

Nuestro embajador Nolberto Solano, se dio un tiempo para contarnos detalles sobre su experiencia en Betsson y su participación en el cuerpo técnico en el Mundial de Rusia 2018. También nos contó sobre la Selección y lo que se viene a futuro. 

¿Qué significa para ti ser embajador de Betsson?

Primero el agradecimiento porque venimos trabajando casi 3 años. Me siento muy contento de representar a una marca líder en su rubro y como siempre lo he dicho, el juego responsable es lo más importante. El grupo Betsson se ha portado de una manera muy seria conmigo, ha habido mucha responsabilidad, gente muy profesional y muy contento de seguir trabajando con ustedes.

Habiendo vivido tantos años en Inglaterra ¿cómo se viven las apuestas allá?

Es muy común allá que la gente vaya a un bar y vean carreras de caballos, perros, competiciones de dardos, y a lado tienes una casa de apuestas. El inglés es muy apostador, es algo que forma parte de su cultura. La clave está que siempre se haga con responsabilidad.

Entrando un poco a lo que fue el Mundial ¿Cómo se sintió el apoyo de la hinchada peruana en los partidos que jugamos?

Muy bien, eso es un poco lo que le dio bronca a los chicos porque querían darle a toda la gente la alegría de poder continuar en el torneo, muchos habían hecho tantos sacrificios. Desde que arrancamos los amistosos en Austria hasta el último partido parecíamos locales, parecía que estábamos jugando en alguna provincia del Perú. Fue algo impresionante, creo que si hubiera que votar la barra peruana sería campeona.

¿Qué piensas del partido Perú – Dinamarca? ¿Qué falló ahí?

La efectividad, las pocas que tienes si no las metes es un problema. Después puedes analizar todo el partido, pero esto es efectividad, de momentos y no ligamos.

¿Dinamarca los sorprendió de alguna manera?

No, era lo que habíamos visto. Un Erikssen que jugaba detrás del punta, Poulsen que era una máquina de ir y venir, Sisto desequilibrante. Y mira que no tuvieron casi chance con nosotros pero son efectivos, te hacen 2 o 3 pases y terminaron anotando, lo que complicó la clasificación.

¿Por qué crees que les fue mejor a los equipos europeos?

Yo creo que está todo emparejado. Creo al haberse sumado jugadores y técnicos sudamericanos a la Premier League, así como ya estaban presentes en La Liga española y la Serie A de Italia, ha contribuido para que el europeo se adapte al sistema táctico sudamericano. Si sumas que tienen unas condiciones atléticas privilegiadas, por la alimentación y otros factores, que y jugando en grandes clubes con jugadores top, no es casualidad que los equipos europeos estén peleando por esta Copa del Mundo.

¿Es un Mundial más de equipos que de figuras?

Sí, yo pienso que en general siempre debe haber un colectivo, salvo algunas excepciones. Por ejemplo España ganó en el 2010 con un colectivo espectacular, era la base del Barcelona más algunos del Real Madrid. Alemania con un buen plan de trabajo y también un buen juego colectivo ganó en Sudáfrica. Las individualidades pueden aparecer en un partido, claro que sí, pero no son determinantes porque si no tienes todo el colectivo no funciona, todo debe ser compartido.

Nolberto Solano acompañó a Ricardo Gareca durante todo el proceso hasta el último partido en la Copa del mundo. ¿Los veremos juntos nuevamente en la Selección? (Foto: ibl.se)

De cara al futuro ¿Estás de acuerdo con que colectivamente estamos para pelear con cualquiera pero que individualmente aún nos falta?

Creo que un entrenador siempre espera tener estas dos cualidades en un equipo. En la Selección, por ejemplo, esperábamos que los chicos puedan ir a ligas importantes, para que ganen esa intensidad de juego, por la calidad que tienen no hay problema, pero sería bueno sumarles eso. Yo creo que hoy en día en el fútbol es muy importante la efectividad, creo que sería bueno mejorar en ese aspecto para llegar a competencias más parejos.

Hablando sobre esto, hay muchos jugadores peruanos que dan como primer paso México o incluso EE.UU. ¿Qué opinas sobre esto?

Siempre es bueno pasar por ligas extranjeras, como la liga mexicana, americana. En mi caso por ejemplo me tocó estar en Argentina, y esto te ayuda a experimentar una fuerte intensidad, una competencia, te ayuda muchísimo. En Estados Unidos hay jugadores de talla Mundial que terminan su carrera allá y de ellos se aprende. Es un buen termómetro para llegar a ligas más importantes, no creo que sea un mal puente, debería ser como un trampolín, pero eso depende de cada jugador.

Desde un punto de vista, ¿cuáles son las características que debe tener un jugador peruano?

Yo creo que es un todo, el fútbol es como la escuela, vivimos en un país donde hay mucha diferencia de clases, desde un colegio privado a un colegio estatal, algo que no pasa en Europa. Lo mismo pasa en el fútbol, si llevas a un chico al mejor centro formativo con todas las condiciones, lo sabes alimentar desde los 10 u 11 años y si sabes qué es lo que necesita para ser un jugador profesional de fútbol, pues te quedas sorprendido con jugadores como Mbappé o Lukaku. Para que esto pase en el Perú es necesario que inviertan más en deporte, es algo difícil. Sin embargo, desde la Federación se está trabajando bien, va a tomar tiempo, pero el país tiene que aprender a ser paciente, no podemos esperar que Cueva, Aquino y los jugadores que queden en la Selección nos resuelvan los problemas y nos lleven a Qatar, es un trabajo que toma tiempo. Tenemos que empezar a clasificar desde la Sub-17 y Sub-20.

Si tuvieras que mencionar una sola cosa que ha aportado Gareca a la Selección, ¿cuál sería?

Desde el lado positivo, al jugador peruano lo ha puesto más fuerte mentalmente, desde lo disciplinario, lo táctico, como imagen de equipo. Ha potenciado a muchos jugadores, moviéndolos de posición, gracias a los resultados está avalado. Pero creo desde lo mental ha trabajado mucho, y proteger a los chicos de ese negativismo que muchos años hemos tenido en Perú.

Antes se hablaba mucho de que nos costaba ganar desde lo mental. ¿Qué opinas sobre esto?

Yo creo que lo mental ya está superado. El fútbol es de momentos, al final nadie tiene la verdad, mira Alemania por ejemplo, los favoritos y no superaron la fase de grupos. En estos torneos que son tan cortos, si agarras buena racha como Francia, que ha venido de menos a más y ha ganado nivel, pero es así, en el fútbol nadie es dueño de la verdad.

Para finalizar, ¿cuál debería ser el objetivo para la Copa América 2019?

Los objetivos siempre son ganar, cuando nos sentamos con Ricardo, preguntó “¿Podemos salir campeones del mundo? Dijimos “Todo es posible”, siempre hay que pensar en positivo y sin techo, porque sino a tu grupo lo haces retroceder. Y en eso siempre pensamos, en ser positivos, llegar lo más lejos posible.