Cómo jugar ruleta – Guía para principiantes

La ruleta es un intenso y emocionante juego tanto para principiantes como para profesionales. Las altas son altas y las bajas son bajas. Es un juego impredecible, sofisticado, y para los jugadores que lo conocen, ¡es el centro de atención!

Desde los diferentes tipos de apuestas hasta las mejores estrategias para apostar, estas instrucciones de ruleta te orientarán a través de las complejidades del juego. ¡Aprenderás cómo jugar ruleta en un santiamén!

Historia

Aunque nadie sabe realmente cuáles son los orígenes de la ruleta, el consenso general es que la inventó el famoso científico francés Blaise Pascal en la década de 1600. Otra teoría reza que los monjes inventaron este juego como una forma divertida de pasar su tiempo libre. Sin embargo, algunos creen que lo inventaron los dominicos franceses, quienes se basaron en un antiguo juego tibetano para tal fin. Cualesquiera que fueran sus orígenes, la ruleta o roulette, que significa «pequeña rueda», es uno de los juegos de casino más populares del mundo, y es probablemente uno de los juegos más emocionantes para los jugadores principiantes. 

Americana vs. Europea

Existen distintas variantes del juego; las más populares son la ruleta americana y la ruleta europea. Pero presta atención, porque hay grandes diferencias entre los dos juegos, y estas diferencias influyen directamente en tus probabilidades de salir victorioso.

Las ruedas europeas tienen solo un 0, mientras las americanas tienen un 0 y un 00. Esto significa que las ruedas europeas tienen 37 secciones en las que puedes apostar, lo que le otorga a la casa una ventaja de 2,7%, mientras las ruedas americanas tienen 38 secciones en las que se puede apostar, lo que le da a la casa un 5,3% de ventaja. Arriesga o juega por lo seguro, ¡es tu decisión!

También hay otra versión del juego conocida como ruleta francesa, que te da una probabilidad aun mayor de ganar. La ruleta francesa usa la regla «En Prison», que le otorga al jugador una segunda oportunidad en sus apuestas si la bola cae en el cero. 

Cómo apostar en la ruleta

Entonces, ¿cómo comienzas? Antes que nada, repasemos los conocimientos básicos. En una mesa europea, las divisiones alrededor de la rueda están enumeradas del el 1 al 36, los números están pintados alternativamente de rojo o negro, y el ya mencionado 0 es de color verde. Los jugadores colocan sus apuestas en el tapete de apuestas, el crupier gira la rueda y la bola cae en alguno de los bolsillos. Por ejemplo, en el 18 negro. Es así de simple.

Puedes hacer muchos tipos de apuestas. Los dos tipos de apuestas más importantes son las interiores y las exteriores. Una apuesta interior es aquella en la que se apuesta por un número en específico. Existe una variedad de apuestas interiores que puedes realizar:

Las apuestas interiores son el tipo de apuesta más arriesgado, sobre todo para los principiantes. No obstante, para los jugadores que busquen grandes ganancias, ¡una apuesta interior puede ser la mejor opción!

También puedes realizar una apuesta exterior, la cual no requiere apostar por un número en específico. Color, par o impar, docenas, columnas y pasa o falta son ejemplos de apuestas exteriores. Estas apuestas son más adecuadas para los jugadores más reacios a tomar riesgos, dado que sus probabilidades son de un 50/50.

Estrategia de apuesta y consejos ruleta

Dejemos algo en claro: aunque el juego no requiere de habilidad, para apostar hay que saber cómo armar una buena estrategia. La diferencia entre ganar y perder puede reducirse a algo tan sencillo como saber a qué apostarle. Para mejorar tus probabilidades de victoria, hay un par de estrategias que puedes considerar. Hacer únicamente apuestas exteriores te da un promedio de ganancia de alrededor de 1:1, lo que garantiza que, aunque pierdas, es probable que tus pérdidas sean mínimas. También puedes dividir tu apuesta en dos apuestas exteriores. En nuestro artigo sobre Como ganar en la ruleta te explicamos en detalle los diferentes tipos de estrategias de ruleta.

Por ejemplo, podrías apostar la misma cantidad de dinero en una apuesta exterior de color negro y otra de columna tres, que tiene ocho números rojos, lo que te brinda diferentes formas de ganar. Finalmente, si quieres ganar dinero de verdad, debes decantarte por una apuesta interior. Una apuesta sencilla te proporciona una ganancia de 35:1, comparada con una apuesta de color negro o rojo, o una par o impar, que solo arroja una ganancia de 1:1. 

Recuerda, la ruleta no tiene memoria. Solo porque en las últimas vueltas la bola haya caído en un número de color negro, no significa que el negro sea la mejor opción. Cada vuelta es un evento único, y lo que sucedió antes no tiene relevancia en los acontecimientos futuros. No importa lo que digan las personas, ganar en la ruleta no es solo cuestión de suerte. Con una buena estrategia para apostar, puedes ponerte en la mejor posición para salir ganador.