Cómo jugar Texas Holdem – Guía para principiantes

Texas Holdem, el estilo más popular de poker, es quizá la variante más emocionante y accesible para los principiantes. Sin embargo, cuando los jugadores están empezando a aprender cómo jugar Texas Holdem, puede resultar difícil para ellos comprender la mecánica del juego. Hay mucha información que digerir; desde conocer y entender la terminología del juego hasta saber cuándo y cómo apostar.

Hay que encontrar un buen balance entre la paciencia y la ofensiva. Lo más importante que debes recordar es que, a diferencia de otros juegos de cartas, Texas Holdem es un juego de habilidad. No te enfrentas al crupier, al dado o al casino. Te enfrentas a otros jugadores. Desde la estrategia de apuesta hasta el arte de blofear, esta guía del Texas Holdem es una excelente introducción a este juego para los principiantes. 

Historia

Texas Holdem se originó en Robstown, Texas, antes de que un grupo de sinvergüenzas, apostadores y disolutos lo llevaran a Las Vegas. La popularidad del juego se disparó a principios del año 2000 con la aparición de los torneos televisados. Hoy en día, Texas Holdem es un encuentro fijo en shows deportivos famosos, y los jugadores profesionales de poker son celebridades por mérito propio.

Ranking de manos de poker

Las reglas del poker son simples: la mejor mano gana. Una mano está conformada por cinco cartas: las dos cartas que el jugador tiene en la mano y tres de cualesquiera de las cinco cartas comunitarias que se encuentran sobre la mesa. Una parte de vital importancia de aprender cómo jugar Texas Holdem es conocer la jerarquía de las manos. Echémosle un vistazo al ranking de manos de poker Texas Holdem, de la más débil a la más fuerte:

Reglas del poker Texas Holdem

Estudiemos las reglas de Texas Holdem y veamos cómo se desarrolla una ronda normal de poker. Primero, se asignan las ciegas (apuestas obligatorias). Al jugador a la izquierda del crupier se le debe asignar la ciega pequeña, al tiempo que al jugador a su izquierda se le asigna la ciega grande. Estas apuestas se colocan en el pozo o en las posibles ganancias. A continuación, a cada jugador se le entregan dos cartas boca abajo. Una vez hecho esto, comienza el verdadero juego. El jugador a la izquierda de la ciega grande hace la primera jugada. Éste tiene cuatro opciones:

Luego de la primera ronda de apuestas, el crupier reparte las primeras tres cartas comunitarias, llamadas «flop», tras lo cual empieza la segunda ronda de apuestas. La cuarta carta comunitaria, conocida como «turn» o «cuarta calle», se reparte antes de que comience la tercera ronda de apuestas. Finalmente, se reparte la quinta carta comunitaria, llamada «river» o «quinta calle». Una ronda final de apuesta se da lugar y los jugadores restantes revelan sus cartas para mostrar qué manos lograron formar. La mejor mano se lleva el pozo.

Consejos Texas Holdem para principiantes

Muchos principiantes no entienden realmente qué hace que una mano sea buena o mala. Lo más importante que hay que tener en cuenta es la jugabilidad. Los pares de cartas con valores altos, las cartas consecutivas del mismo palo y las cartas conectadas o de valores consecutivos son todas excelentes manos para tener en el pre-flop, dado que te otorgan una mayor oportunidad de formar una mano ganadora de cara al flop.

Es importante que no juegues demasiadas manos. Para cualquier mano, retirarse es con frecuencia la mejor opción. Por otra parte, adoptar una estrategia de juego muy reservada es la mejor forma que tendrán tus oponentes para derrotarte. Saber cuándo apostar y aumentar cuando se tiene una mano fuerte es de vital importancia tanto para principiantes como para profesionales.

Blofear es un arte, y es un arte que debes dominar. ¡Una vez que hayas jugado poker durante el tiempo suficiente, ni siquiera necesitarás recordar poner tu po-po-po-poker face!

Muchos jugadores no tienen una idea clara de cómo medir sus apuestas. Tienes que equiparar tu apuesta con el valor del pozo. Si apuestas 5 libras esterlinas en un pozo de 250, estarías ganando muy poco. Encontrar la manera de sacarle el máximo provecho a tu mano es una de las mejores formas de aumentar tus probabilidades de ganar.