Poker Texas Holdem: Mitos revelados

El poker Texas Holdem es el juego de casino para cualquiera. No importa si eres un veterano experimentado o un joven novato que apenas está incursionando en este mundo, siempre encontrarás un lugar en la mesa para ti. Dicho esto, existen muchos misterios asociados a este emblemático juego, desde secretos del poker Texas Holdem, hasta estrategias “a prueba de tontos” que no logran llegar más allá del flop.

En esta guía detallada, exploraremos algunas de las creencias erróneas sobre el poker Texas Holdem y revelaremos los mitos que impiden a los jugadores desatar todo su potencial en el casino. Cuando termines de leer esta guía estarás listo para subir tu apuesta y unirte a la mesa. Ten en cuenta que estos mitos aplican, en su mayoría, a los juegos de apuestas bajas y no a torneos de miles de millones de soles. Por supuesto, para entender estos mitos, es bueno tener un conocimiento básico del poker Texas Holdem.

Mito n.° 1: Blofear es una estrategia de Texas Holdem común

Un error muy generalizado entre los jugadores novatos del poker Texas Holdem es la creencia de que todos los jugadores están blofeando con sus cartas de mano (las dos cartas que te reparten). Con el objeto de tener una victoria, estos novatos buscarán igualar la apuesta, solo para acabar perdiendo contra una mano fuerte en el river. 

Lo cierto es que es inusual blofear en juegos de apuestas pequeñas, y si un jugador lo hace, no se tratará un fenómeno frecuente. Si juegas contra alguien que no ha aumentado su apuesta en un buen rato y en un momento lo hace, es posible que no esté blofeando y que tenga una buena mano, por lo que deberías tener cuidado con igualar su apuesta en este caso.

Esto no quiere decir que blofear sea, en general, una mala estrategia de Texas Holdem. De hecho, es un recurso importante que debes tener en tu arsenal para ciertas ocasiones. En un torneo, los jugadores blofearán más a menudo.

Mito n.° 2: Es posible aprender a jugar con los torneos de la TV

Uno de los consejos de Texas Holdem más importantes que puedes aprender es a evitar basar tu juego en lo que has visto en la televisión. Si bien es cierto que los torneos televisados pueden ayudarte a entender las reglas del juego, estos están diseñados principalmente con fines de entretenimiento, por lo que no son la mejor fuente para establecer una buena estrategia de Texas Holdem.

Los torneos de poker Texas Holdem se juegan durante varios días, y luego se recortan a una duración que una audiencia televisiva pueda ver. Básicamente, en la televisión ves lo mejor de cuando se igualan y suben las apuestas y las eliminatorias. Obviamente, esto no representa un juego de poker lento y metódico, así que probablemente sea falso que puedas mejorar tus habilidades en poker Texas Holdem viendo torneos de televisión.

Mito n.° 3: Si conoces la matemática del poker, serás un gran jugador

Existe una fórmula matemática subyacente en el poker Texas Holdem. No obstante, aprenderla no es un prerrequisito para ser bueno en el juego. Aunque conocer una estrategia de Texas Holdem como las “pot odds” (las probabilidades en relación al bote) puede mejorar tus posibilidades de ganar, esto no se aplica casi nunca en juegos de apuestas bajas. Por lo tanto, el mito de que necesitas tener un conocimiento matemático profundo para empezar a jugar poker es falso, ya que es muy poco probable que esto afecte tu juego.

Mito n.° 4: No puedes tener éxito a menos que sepas poner una buena cara de poker

Así como sucede con el arte de blofear, es un error común en el poker Texas Holdem pensar que necesitas una buena cara de poker para tener éxito en el juego. La mayoría de la gente cree que necesitas tener un semblante frío de estatua, un par de lentes bien oscuros y la paciencia de un santo para ganar el bote. Lo cierto es que, sobre todo en los juegos de apuestas bajas, tener cara de poker no es algo fundamental, ya que solo una pequeña minoría será capaz de leer de forma precisa tus expresiones y movimientos.

En lugar de estudiar tu cara, los jugadores más experimentados se concentrarán en patrones de apuestas. Así que si quieres un consejo de Texas Holdem, trata de evitar las estrategias de apuestas predecibles.

Mito n.° 5: Texas Holdem se basa en la suerte

Uno de los mayores mitos que verás sobre el poker Texas Holdem es que todo se trata de suerte. ¡Pero no es así! Aunque las cartas de mano se reparten de manera totalmente aleatorias, la forma en que las utilizas es la que determina tu habilidad para jugar poker. Obviamente, es imposible saber qué cartas recibirán tus oponentes, pero al tener una buena estrategia de apuestas y saber cuándo igualar las apuestas y cuándo no hacerlo, puedes sortear manos malas y llevarte el bote cuando llegue la oportunidad.

Mito n.° 6: Jugar sin dinero es una buena forma de practicar

Una teoría predominante entre los jugadores novatos dicta que practicar poker Texas Holdem de forma gratuita en un ambiente no competitivo mejorará tu juego en términos generales. Lamentablemente, este mito en lo particular no es cierto. Practicar Texas Holdem de forma gratuita puede ser una gran forma de familiarizarte con las reglas y de comprender las estrategias para contar outs y las pot odds. 

Sin embargo, los juegos gratuitos no pueden ayudarte a mejorar tu estrategia de apuestas o tu manejo de fondos. Como en este caso apuestas con “dinero del juego”, este no tiene valor real, y los jugadores igualarán y aumentarán apuestas de una forma que sería impensable en un juego de competencia en vivo. De esta forma, es imposible empezar a aprender de manera precisa los patrones de apuestas que te ayudarán a ganar el bote.

Mito n.° 7: Tus fondos son irrelevantes para tus oportunidades

Los dos secretos de Texas Holdem más grandes sobre tus fondos son que, primero, apenas necesitas tenerlos y, segundo, que apostar poco es una buena forma de jugar. Estos dos mitos son evidentemente falsos. 

Tus fondos, o la cantidad de dinero de la que dispones para jugar, no tienen que ser particularmente altos para poder jugar, sobre todo en los juegos de apuestas bajas. Sin embargo, sí necesitas tener unos fondos considerables si quieres tener una posibilidad de ganar el bote. Es muy poco probable que entres a un juego con unos fondos pequeños, apuestes casi todas tus fichas en una ronda y sobrevivas lo suficiente para ver el final del juego.

Igualmente, es un error muy generalizado creer que si limitas el tamaño de tus apuestas, podrás mantener tu pila mientras las de los demás se agotan. Si bien es cierto que el manejo de fondos es una parte importante de cualquier estrategia de Texas Holdem, también necesitarás gastar para ganar dinero, y ser muy reticente en cuanto a tus jugadas para igualar apuestas te llevará a obtener muy poco del bote.

Ahora que hemos revelado algunos de los mitos más predominantes del poker Texas Holdem, juega uno de nuestros poker matches gratuitos, familiarízate con los conceptos básicos y luego lánzate a la experiencia real.